miércoles, diciembre 14, 2005

Frío, un perro y el silencio.


Los cogí de la mano y salimos a la calle. Mi abrigo, mi bufanda, mi mp3, mi silencio y yo.

Frío. Mis labios se cortan fácilmente, labios rígidos, labios que soplaron la sonrisa lejos de ellos hace unos días, labios que sorbieron (una vez más) un batido de culpabilidad, labios que, por momentos, silban la vida fuera de mí.

Me cruzo con un funcionario que está haciendo obras en la calle. En mi mp3 resuena Placebo, imagino que soy el protagonista de un vídeo musical y deseo que él me grite:

-¡¡¡¿Pero no ves que estás pisando dónde no debes?!!!

Entonces me pararía en seco y lo miraría con esa mirada vacía que adorna mi cara hace un par de días. Ni una palabra, simplemente mecería el silencio entre mis brazos como si fuera un recién nacido, me quedaría así un rato y cuando me cansara de ver tanta realidad seguiría mi camino mirando de nuevo a mi imaginación para resguardarme del frío de mis propios ojos.

Pasa por mi lado un negro con un sombrero de lana azul tras el cual se adivinan un ramillete inmenso de rastas. Una pregunta me viene a la cabeza.

-¿Si alguien se corriera en su pelo, absorbería el semen?

-Seguro.

Voy a la biblioteca a recoger un libro y después quedo con un amigo. La cita es a las cinco y media. Dos, cuatro, seis, ocho, diez, doce minutos después, nadie aparece.

Time goes by so slowly.... Madonna, hija de puta, sal de mí.

Catorce minutos. Aparece. Excusa buena. Cuarto y mitad de diplomacia.

Horas después me encuentro en una tienda de ropa. Todo horrendo. Mi amigo me toca el brazo.

-¡Esa mochila es muy tú!

Cierto, esa mochila del perro con cara de mala leche es muy yo.

Me la compro. Al fin y al cabo pocas mochilas suelen llevar tu cara estampada (véase foto).

Vuelvo a mi casa e, inmediatamente, mi cuerpo empieza a absorber el silencio que me rodea, casi como lo haría una rasta salpicada de semen.

Me quito el disfraz. Dejo la mochila del perro en el suelo y me pongo a ver un DVD con las fotos de la reciente boda de mi mejor amiga.

Me emociono y casi lloro. Culpa de una canción y de la cara de felicidad plena de mi amiga. Miro de nuevo mi mochila…, no, no soy un perro con mala leche, estoy equivocado. Por mucho que me disfrace nunca dejaré de ser un cachorro que necesita calor y que le gusta que le acaricien y le den “pasaícas” por la espalda.

Pongo vaselina en mis labios y sonrío. No quiero que se corten con el esfuerzo.

Audio: Placebo - Black-eyed

18 comentarios:

Ashavari dijo...

Bonita mochila e increible inquietud absorbente... ;)

hairblue dijo...

La mochila es del pull&bear, seguro.
Madonna se ha adueñado de todos los hilos musicales de las tiendas.
¿No es cierto que una buena sonrisa puede llegar a ser lo más emotivo jamás visto? Mejor no llevar los labios cortados, tienen que estar perfectos para el llanto y la risa, permanecer perfectos y en silencio.

paseillo dijo...

Hola, soy Akira. Guauu.. que mochila mas guapa. Dile a mi "Jefe" que se compre una, pero con cara de perrita,asi podre sobarla un poco ( cuando el no me vea, porque se cabrea cuando le doy "traca al cojin).

Guaau, Gua.. de un perro sin mala leche.

Blackwidow dijo...

Escucha gritando en silencio,"despojo de poeta".

Schreck dijo...

Pues nada, bienvenido al silencio, pero no le cojas el gusto, que luego no se te va del alma ni con puñetero disolvente...

Un saludo.

Tone dijo...

La mochila esta bien...no es mi estilo, pero mola.
Eso de caminar, e imaginarnos mientras escuchams una buena cancion, que estamos en un video-clip lo hago muuuu a menudo!!Jejeje...q bueno q pueda decirlo y no me tomes por un loco!:P

Oye...lo de la rasta...jajaja...como cohones se te ocurren esas preguntas???jajaja
q arte tienes tio!

Un besote

Johnymepeino dijo...

Lo de la pasaica por la espalda me ha marcado. dios...cuánto se echa de menos. Lo mismo que tener la confianza suficiente para decir:

-ala, túmbate que te voy a curar los labios.

- y ver que se pone, que se queda mirando al techo. Que te quedas mirando sus ojos fijos allá en lo alto y piensas, "Como te mueras me tiro dos veces por el balcón". ;)

chupituni dijo...

Woowww, me ha gustado tu blog :)

Puesa mi que me parece que es un perro encantador... jate tú.

Respecto a lo de los labios.. ten cuidao que yo tengo unas pupitas tan asquerosas que las estoy odiando con todo mi alma ;)

Besos

kaotot dijo...

Antes de leer tu post y en alusión al post en la página web de http://blogs.chueca.com/moribundo por el arte te envío esta información feaciente: Tengo unos pies horrorosos

Sin más me retiro y entre hoy mañana te añado un comentario como dios manda.

pd: ¿sabes de reflexología? jijiji

pd2: Mi prima cuando era pequeño decía textualmente "Kaotot, tienes pies de rata" y no precisamente por las uñas... jajja

hairblue dijo...

Bueno... Pero la pregunta sobre si la mochila era del pull&bear era real, ¿Ein?. Kaotot seguro que tienes unos pies preciosos que fotografiados serán lo más morboso desde las famosas fotos del "robado" del Conde Lecquio.

Para, creo que voy a vomitar dijo...

jajajajaja, eso, eso!!, queremos un post sobre ellos, Kao! (foto incluida). Por cierto, no sé de reflexología, es simple vicio.

Sí, hairblue, diste en el clavo!, la mochila es de pull&bear!!.

Y, bueno, muchas gracias a todos por pasar por este humilde rinconcillo en el que a veces me agazapo cuando me duele la barriga y siento esa sensación de mareo. Gracias :)

Besos!

edharris dijo...

Muy bueno, me ha gustado mucho leerte (lo del negro y las rastas también lo he pensado alguna vez, jeje). Y sonríe sin miedo eh, que todos tenemos mejor cara cuando sonreímos.

txe dijo...

me gustó lo de la vaselina. me refiero a lo de los labios, claro.
Un saludo

EFESOR dijo...

Dices que tus labios silban la fuera de tí.
Yo solía hacerlo (silbar) cuando venía la tormenta, era como avisar a una parte de mí, una parte de la palabra dentro. Lo hacía para escapar del término fuera, de la consistencia perpendicular que conlleva masticar el lejos a una escala de tres octavas y cuatro teclas mudas.

zmt81 dijo...

Precioso el post. Muy humano, y presupongo que muy TU.
Entran ganas de darte una "pasaíca" por la espalda. ;)

kaotot dijo...

Que ciego no habelo leído antes. Las rastas me apasionan pero nunca me había imaginado nada así con el pornoshow que te montas... madre...
Es cierto, evadirnos. Con lo de la ropa es algo curioso: "esa mochila es muy tu". Eso quieren que te creas. Yo ya me estoy volviendo paraonico.
No puedo añadir demasiada cosa porque te ha salido redondo. En serio... me dejas con la boca tapada. Últimamente veo blogs con el listón demasiado alto y me da miedo escribir en el mío!!!

wolwai dijo...

...si encuentras el colirio para la ausencia de orgullo, pregúntame si tienen el de la ausencia de miedos (formato litro porfavor)
merci.

Capitán Harlock dijo...

.

Qué cosas tan bonitas escribes.

Creo que alguien que llora con las fotos de la boda de su amiga o que expresa sentimientos tan llenos de amor hacia su pareja no puede tener cara de perro.

No te conozco, pero, por lo que escribes, debes ser un chaval un poco cascarrabias, aunque con muy buen corazón.

Un beso.