martes, octubre 10, 2006

Un pasaporte, por caridad...


El sábado noté el peso del mundo encima de mi cuando me di cuenta de que mi DNI estaba caducado…, ese que, a priori, iba a usar para cruzar fronteras y aterrizar el miércoles 11 a mediodía en Ginebra.

Sin pasaporte y con el DNI caducado no pude hacer otra cosa que agobiarme, culparme por ser un irresponsable, llorar de rabia y decepción, pensar que no podría ir al viaje que tenía planeado desde el mes de Agosto, ponerme el pijama del pesimismo y, lo que es más importante, fallarLE.

El fin de semana se convirtió en un calvario que no voy a contar y donde sólo quería que pasaran los minutos para poder ir el Lunes a primera hora a la comisaría y rogarles que me hicieran el pasaporte de urgencia puesto que mis amigos me habían dicho que tardaban dos o tres días en dártelo…, y yo no tenía tantos.

El Lunes me desperté a las 5 de la mañana y a las 5.45 ya estaba sentado en el portal de la comisaría haciendo cola para que me dieran número…, cola que no empezó a formarse hasta las 8 menos algo, pero yo no quise arriesgarme y preferí hacer compañía a las farolas de mi ciudad y a los lejanos tubos de escape de los coches más madrugadores.

Por supuesto me dieron el número 1, por supuesto que estaba acojonado cuando leí un cartel que ponía “Por la implantación del nuevo pasaporte existen demoras en la atención al ciudadano”, por supuesto que me puse a temblar y temí lo peor, por supuesto la vida, algunos amigos y sobre todo él me hicieron ver una vez más que no hay que pensar tanto en negativo y que hay que confiar en que todo puede salir bien. Cuando le conté mi situación a la señora funcionaria me dijo tranquilamente: “Mañana por la tarde lo tienes. No te vamos a dejar aquí, ¿no?”…Y pude respirar…, pero por un solo pulmón. Hasta que no he recogido mi pasaporte esta tarde con mis propias manos no he usado los dos.

¿Y por qué todo esto es más que un viaje en avión?

Pues porque Ginebra es SU ciudad natal, la cuna de sus recuerdos, la cesta de sus mejores años, el chupete de su infancia, el cielo de su despertar, el punto de su interrogación, el lugar que le despertó cada mañana, su primera piel, el metro con el que fue midiendo la desmedida proporción de preguntas en su cabeza…

Y voy a compartir con él un trozo de su historia, voy a pasear por los mismos sitios que pisó siendo un crío, voy darme un baño en sus recuerdos y en sus anécdotas, y, ante todas las cosas, lo voy a poder ver todo reflejado a través de sus pupilas (no me habría perdonado que no hubiese sido así)..., pupilas emocionadas al recordar esos años pasados, pupilas de ese niño que de vez en cuando regresa a su mirada y del que me enamoré como un gilipollas hace ya unos años, pupilas que junto a las mías crearán fotografías a color las cuales podremos revelar todos y cada uno de los días que nos quedan por vivir.


Afortunadamente Ginebra me espera...

28 comentarios:

lallamada dijo...

por que no has puesto el pasaporte abierto por donde esta la foto?

buen viaje, histerica!

Niha dijo...

Me alegro de que la cosa del papeleo haya ido bien. Claro que ahora no hay otro remedio que pasarlo bien en Ginebra, supongo.

Hairblue dijo...

Aisss... Amor, amor, amor... Amor, amor, amor... amor, amor, amor... ¿Para qué escribir más si hay palabras que lo resumen todo?

Capitán Harlock dijo...

.

Ay, qué bonito... ¡Qué viaje tan emocionante!

Te deseo que te lo pases genial y que te fascine el viaje hacia la infancia de tu lover.

¡No tardes en volver!

¡Y cuéntanoslo todo!

Un beso.

Gris_oscuro dijo...

que bueno que pudieran hacerte el pasaporte asi de rapido! Por fin buenas noticias! Pasalo genial en ginebra, haz algunas fotos y nos las muestras. Y disfruta de su ciudad natal, de sus recuerdos, de su compañia y de su ser. Muy buen viaje,
Gris

siouxie dijo...

Palabrita del niño Jesús, que me ha dado un ataque de ansiedad leyendo tu post!!!, he pasado contigo esa noche de insomnio previa cita a comisaría..., he estado sentada a tu lado esperando que abrieran la puerta, y he puesto ojitos de ángel a la funcionaria que te ha tomado los datos... , hasta que por fin!!, he leido la buena noticia!!!.
Dios te bendiga, nene :) Feliz viaje y Feliz Amor :)

el niño dijo...

Que vas a conseguir que reproduzca tu cara de pasaporte (en más feo) leyendo este post!

Todo salió y saldrá bien (si acabo mi maleta dentro de 15 minutos, claro ;-)

Gracias por hacer que inicie el viaje con las pupilas ya emocionadas.

Genève nous attend!
Enfin. Ensemble. :-)

Le Petit Ecolier dijo...

Puedes econtrarte de todo en la burocracia. Tú tuviste suerte y te tocó una simpática funcionaria del estado. Pásalo muy bien y tráeme algo de chocolate (con ginebra) a la vuelta.

juank sinclair fantoba dijo...

No sabe cuantísimo me alegro; por lo del pasaporte (claro) como por el viaje. Comprendo perfectamente a qué se refiere cuando habla de conocer todo aquello que uno fue.

almayer dijo...

aunque este comentario te pillará recién aterrizado te envío mis deseos de que lo paseis muy bien en Ginebra y que disfruteis los dos de esa mirada que tanto os ha acompañado.
besos.

Rouge dijo...

Que bonitooo. Me alegro de que podais hacer ese viaje juntos. Pásalo bien.

Ru8iN dijo...

Somos códigos de barras.

Saludos desde La Bellota!

thalatta dijo...

si es que hay funcionarias buenas ;)

Cómo se desparrama el amor y qué suerte tiene tu chico con esto que le escribes.
Feliz vuelta (la ida ya se que es fabulosa jejejej)
Besos, angustias.

Ysbrand dijo...

Cómo iba el destino a dejarte aquí???

He sentido una punzada de envidia con este post, lo cual es bastante bueno, en parte.

Pasalo bien por allí...

Casshern25 dijo...

para que luego digan de los funcionarios... y del cuerpo nacional... si es que... felicidades o mucha coña tuviste por el tema del pasaporte, ahora solo toca disfrutar.

tomatita dijo...

Supongo que en ocasiones hay que confiar en la bondad de los desconocidos...y me alegro que todo haya salido bien.

Feliz viaje y amor en Ginebra...

Los siento , pero ahora me ha apetecido un gin tonic...mmm

Un beso enorme.

Gus! dijo...

Gracias, por hacerme sonreír.

Recordé lo que se siente tu descripción... aunque sólo haya durado 3 meses...

Gracias y buen viaje, te lo mereces. Seguro que lees esto cuando regreses... así que.... que bueno que llegaste!

Cobre dijo...

Niño q palabras más preciosas!. Disfruta de tu viaje de lo lindo y miraos el uno al otro en las pupilas!.
Joder, q envidia!.

Me has recordado a mí con el puto pasaporte! ;)

Un besazo

Sherezade dijo...

Seguramente Ginebra lleva esperandote ya mucho... no iba a fallar todo por un dichoso pasaporte :)

zmt81 dijo...

Derretíos uno en el otro, como queso en una fondue suiza.

Pol dijo...

Uy uy...cuanto echochamiento huelo por aqui...me alegro, disfruta del viaje y todo lo que ello conlleva.

Yo soy un desastre por eso aunque no sea imprescindible, para mi periplo británico me he traido DNI y pasaporte...pq estoy seguro de perder el DNI en menos de 9 meses...

Saludos británicos!!

Eva Luna dijo...

Pues que te voy a decir mushasho: que menos mal, que me alegro mucho de que puedas ir, que no le fAlles ( con A) y que espero que el viaje sea tan bueno que te de para varios post.

Besossss

Eulalia dijo...

El pasaporte te lo hacen hasta en el aeropuerto, si te descuidas.
(A veces tenemos de España una opinión que no se merece)
Pero a la próxima no te fies, por si acaso :-D
Un beso

darkblue7 dijo...

Me alegro que todo saliese bien. Ojala que el viaje salga todavía mejor de lo que ya esperas.
Besos y abrazos

Maryna dijo...

Buen viaje
:)

Capitán Harlock dijo...

.

Nene, ¿has vuelto ya? Espero que lo cuentes todo.

Un beso.

Abad_de_Carfax dijo...

Y cuando saliste de la comisaría, después de la que la señora funcionara te hiciera el pasaporte... miraste atrás? Es que me he imaginado esa típica escena de película, en la que el prota mira atrás tras el milagro y resulta que en en lugar de la señora funcionaria habia un perchero y su ventanilla un cartel de CERRADO :S

Argenta Copper dijo...

A parte de comentar que aquí en mi micro ciudad provinciana el pasaporte te lo dan en el acto, decir otras cosas menos epiteliales.

El amor de verdad, no el enamoramiento pasajero, sino el amor profundo y sincero es el que te lleva a querer compartir la vida con el otro y eso implica meterte en su corazón y en sus pequeñas cosas, como los recuerdos de infancia. ¡qué bonito cuando ocurre!