viernes, diciembre 18, 2009

Polvo de hadas.

Ella era de cristal y terminó rompiéndose. Era tan etérea que acabó diluyéndose en el sinsentido de la vida y mimetizó su sonrisa con las olas del mar.

Ella volaba bajito, a ras de suelo, como los colibríes, volaba en el límite de lo blanco y lo negro, de lo real y lo irreal, del cielo y del infierno…

Porque si las sonrisas fueran habitables, yo habría querido quedarme en la suya para siempre. Colgado de sus labios y haciendo equilibrios en la cuerda que une sus dos comisuras me quedé, por eso tendría que haberla mantenido estirada por mucho tiempo, para no caerme, yo mismo se lo pedí, sonriendo como sólo ella sabía, como una estrella de cine de los años 50…, como lo que era, un estrella parpadeante. A veces con más luz, otras con menos.

Ella vuela alto ahora, con su varita de hada en nuestras cabezas. Estoy seguro que hará todo lo posible por conceder los deseos que queremos. La oigo revolotear, es ella, entre las páginas de “Cien años de soledad” que tengo encima de mi mesa y que me dejó hace un tiempo, entre todos mis recuerdos donde ella es la protagonista y siempre lo será… Mi pequeña Amelié.

Te quiero y siempre te querré.

))><(( Forever.

Arc.

8 comentarios:

Simone B dijo...

Precioso..

Has sido afortunado por conocer a alguien tan especial, a pesar de la desgracia y la tristeza debes saber que, por como la describes, casi nadie conoce a alguien igual.

Muchos ánimos

Simone

caotico_jq dijo...

Qué triste fue todo... Y mira que yo no la conocía como tú, pero anoche en la cama, no me la podía quitar de la cabeza. Trataba de pensar en otras cosas, pero acababa pensando en ella. Por la tarde, estuve leyendo las últimas cosas que había escrito, en Facebook y su blog, y la verdad es que estaban llenas de pistas sobre lo que iba a hacer. Ni me quiero imaginar el vacío que llegó a sentir. Pero que D.E.P.

Antonio dijo...

Siempre el asombro de leerte.

Abrazo.

Comtessa d´Angeville dijo...

Yo tampoco la voy a olvidar nunca... No se me olvida la última vez que estuvimos juntas, ahora tengo más motivos para guardarla.

morena dijo...

Permíteme el intrusismo al irrumpir sin avisar en tu casa, me enteré hoy y sin muchas pistas, tampoco las quiero, lo cierto es que, me hubiera encantado conocerla, no tuve esa oportunidad, no tuve la suerte que tú, disfruta de eso, recuérdala bonitam, sonriente, cual artista de cine de los años cincuenta.

ánimo

Malvada Bruja del Norte dijo...

Acabo de enterarme hace un instante y aún estoy consternada...
Sólo la conocía virtualmente, pero no por ello duele menos.He visitado su fotolog, el blog y como bien dicen estaba lleno de pistas sobre lo que iba a hacer...pero quien podía imaginarlo...?
Estoy de acuerdo contigo era un hada. Yo siempre la llamé así.

ottovonerre dijo...

hola, estas todavia por aqui? yo tambien la extranio, y no se por que pero siento la necesidad de hablar con alguien de ella.

ottovonerre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.