domingo, enero 21, 2007

Primeros días.



Burjassot huele a mierda y su metro a pies pero, salvando eso, todo va bien.

Me he instalado en casa de una de mis mejores amigas que se vino a vivir a Valencia por amor, y desde hace nada ese amor es ex-amor, y ese ex-amor tiene otro amor, y mi amiga está hecha una auténtica mierda (¿será por eso que Burjassot huele tan mal?), y, por donde quiera que vaya, suele canturrear esa canción de Tonino Carotone “Me cago en el amor”.

Su casa no está mal, la única regla que me impuso para vivir (temporalmente) allí fue que antes de comer nada mirara la fecha de caducidad porque podría morir intoxicado, eso y que no cogiera nada del frigo que se moviera. Su nevera parece el paraíso de una anoréxica, no porque lo sea, sino porque no suele comer allí casi nunca. Eso sí, tiene Internet y me puedo alimentar también de ella (creía que iba a estar más incomunicado).

Todavía no he tenido tiempo de estar solo puesto que mi chico me ha estado acompañando todo el rato. Ayer fue mi primera clase práctica de “cómo coger el metro y no tirarse a los raíles de pura desorientación y desesperación”. Empecé temiendo lo peor cuando no supe ni cerrar bien el callejero que me compré (los hacen a mala ostia con tantos pliegues), justo el mismo que debo llevar bajo del brazo como los monederos de las señoras que van al mercado. Sin un mapa estoy perdido…, nunca mejor dicho, pero bueno, no parece tan difícil como imaginaba.

Los metros no me gustan. La gente invade tu espacio vital y lo único que te queda es mirar caras o cogotes que no siempre te apetece mirar, contar las motas de polvo de tus zapatos y, en mi caso, estar atento para que cuando mi chico me preguntara “¿Cuántas paradas quedan?” o “¿Hacia dónde hay que ir?”, poder responder correctamente al más puro estilo “Saber y ganar”.

Fuimos al centro de Valencia y entregué algunos curriculums vitae en persona, no sin antes cagarme en las bases de datos de empresas valencianas que no están actualizadas y que han cambiado de ubicación sin previo aviso. Sólo pudimos ir a cinco, lo cual me dio a entender que entregarlos en persona va a ser un trabajo más arduo de lo que pensaba.

Y, luego, cuando mi amiga sacó de la nevera un trozo de queso totalmente enmohecido me pregunté que cómo se puede saber cuando el queso azul está malo si, de por si, ya parece que lo esté... Qué cosas.

Audio: Tonino Carotone - Me cago en el amor

34 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

A mí me encanta el metro, será porque lo cojo sólo estando de vacaciones.
Ojo con la nevera, las carga el diablo, parece

Sherezade dijo...

Yo siempre me invento historias extrañas sobre la gente que va en el metro... ese tiene pinta de dictador guatemalteco o aquella otra fijo que es una importadora de pianos de cola de algún pais experto en pianos de cola (que ahora mismo no caigo en cual puede ser...). Al final acabo riéndome sola y la gente termina por mirarme raro y pensar que soy una psicopata en potencia :P

Y na, Valencia es una ciudad con un río (y puentes y todo!) pero sin agua en el río asi que no es de esperar mucha coherencia... :P

Ánimo! y suerte!

LOLA GRACIA dijo...

Suerte,arcadas...Me parto cone l frigo de tu amiga. Dale ánimos para superar el desamor, seguro que a tú lado le será más sencillo

humilde dijo...

....ten cuidado cuando los bichos que se suponía que tenían que estar vivos mueran.... XD

Ángel Caído dijo...

De lo único que me acuerdo de la primera vez que subí en metro es la sensación de vértigo al poner el pie en las escaleras mecánicas.
No te desanimes con los CVs, alguno siempre cae en el lugar indicado.

Capitán Harlock dijo...

.

Ains, qué lastimita.

Me ha enternecido eso de que te sientes perdido, lo del mapa, las clases de metro y la ardua tarea de entregar curriculums en mano. Menos mal que te acompaña tu niño todo el rato.

Me alegro un montón de que tengas internet y no pierdas el contacto con todos nosotros.

Un beso.

Thalatta dijo...

¡Qué alegría encontrarte antes de lo esperado! y cómo me he reído jajajaja
Ánimo que te va a ir todo estupendo sea lo que sea.
Por cierto espero que no haya un bloguero de Burjassot jajajaja que te linchan.
¡Besos!

LuisGui dijo...

¡Hola! Qué bueno tenerte de vuelta tan pronto. Resulta hilarante leer tus desventuras callejeras, pero recuerda que lo más importante ya lo lograste: dar el primer paso. Te sugiero que confíes en la Vida y te entregues a su misterioso fluir. Nada pasa en vano. Sigo deseándote la mejor de las suertes en tu reciente y novedoso capítulo vivencial. ¡Al menos tienes a tu chico para que te ayude un poco! Me dio mucho gusto constatar que todo va viento en popa. Arriba ese ánimo: muy pronto estarás riéndote de estos pequeños pasos.
Un besote. Cuídate.

Hairblue dijo...

Conviertete en el mejor cliente de mcdonalds pero cuidado con tus cartucheras. Aprende a amar el metro, sacarás miles de historias de allí.
Mori-Confuncio.

lallamada dijo...

me gusta mucho este post, me gusta mucho valencia, es una ciudad superfacil para manejarse en ella. paseate un dia solo por ella y veras como te la ganas.
un beso

zmt81 dijo...

Ay el pequeñín, que se nos pierde... Espero que tu amiga no lea tu blog. O en esta historia habrá mas "ex" a parte de su exnovio.

Recibe un caluroso mapa de besos desde Barcelona.

claradriel dijo...

Y a mí me das envidia, la tranquilidad que da lo conocido, y, en realidad, vivimos procesos análogos pero yo sin chico.

Estoy con L, ándate solito un día y verás como te atrapa mi ciudad. Lo único malo del metro son los horarios, por lo demás, es más limpio y agradable que los de ciudades con más historia del submundo...

Mucha suerte, guapetón.

andrés dijo...

la diferencia está al probarlo. Si no quieres seguir comiéndolo es que está en mal estado, si sigues devorándolo aún quedan dos opciones, que esté bueno o que sea una cuestión de amor.

Pau dijo...

Jejeje, el metro al principio puede parecer complicado pero luego te bajarás de las paradas sin apenas mirar el nombre de la estación, ya lo verás. Ays, que bonito es conocer una nueva cuidad y encima bien acompañado.

m dijo...

desde el fondo de un barrio sobrepoblado y de un cuarto tapizado con alfombra barata, de un hombre vivo,
saludos

m

Cascabel dijo...

Me cago yo también...en el amor digo :D
Parecen tiempos de cambio...Mucha suerte!

Un abrazo

el necroscopio dijo...

Los nuevos comienzos siempre son dificiles, ten paciencia.
Animo.
Un saludo.

Eva Luna dijo...

Aprovecha la ilusión de estar en un sitio nuevo y verás como enseguida te encanta.
Cuando llevas muchos años en el mismo sitio caminas sin mirar, sin apreciar lo bueno, así que tu que puedes, descubre cosas chulas y nos las cuentas.
besos y animo con el frigo ops...

siouxie dijo...

El Amor es la mejor Razón para cambiar de planes :) .
Animo y besos :), y no olvides supermivitaminarte y mineralizarte!

Lost in Translation dijo...

me encanta este blog. Me encanta el titulo y me encanta como escribes.

Lost in Translation dijo...

me encanta este blog. Me encanta el titulo y me encanta como escribes.

nosue dijo...

Ajjajajja
Jajajjaj
Jajjajaj

BUENÍSIMO¡¡¡¡ me parto con el callejero, jajjajajajajaj

No a la presiónnnnnnn, tómate tu tiempo.... ah¡¡¡ y no olvides parar si vas a vomitar¡¡¡¡

El queso azul del miembro viril sin rapar de Cristina Rapado dijo...

Ayyyy, mi niño por ahi perdío con un mapa y sin un pan debajo del brazo...Me cago en el ex-amor y el amor del ex-amor de tu amiga, que si que es un amor...Mundo cabrón!
Me consuela saber, con toda seguridad, que tu estás por esas tierras extrañas con el unico propósito, aunque aun no lo sepas, de conocer al amor de la vida de algún conocido tuyo de tu ciudad propía y asi hacer que se encuentren...a que si?Yo no queria desvelar la sorpresa del destino, pero mira...En fins...
Muchos besos

hack de man dijo...

Es super sencillo el metro, ya verás... a pesar de la invasión del espacio vital. Si te pones en la parte media del anden, seguramente habrá menos gente, que tiene tendencia a quedarse en las puntas.

Niha dijo...

Vaya, no tengo por aquí al experto en quesos azules. Mucha suerte en todo caso (con el queso y con lo demás).

tomatita dijo...

Pues lo cierto es que vivo en la tierra del queso azul, pero huele más a verde prao que a queso rancio..con todo , no sabría descifrar los misterios del "verdín" sobre el rico, rico queso...tendré que indagar y luego te cuento.

Mientras, mucho ánimo y un abrazo enorme.

Lindo leerte, como siempre.

pazzos dijo...

Si el queso anda, no lo comas.

x45fhry87 dijo...

No hagas caso a La Llamada ni a Clara... no vayas solo que te pasan cosas malas como a mí.

gianis dijo...

qué tierna estampa la de un arcadas en el andén con maleta de cartón y cuerda anudada a la cintura.
y yo que pensaba que el neorrealismo español había sido sepultado hace más de cuarenta años.

Ru8iN dijo...

ay Valencia ke recuerdos! ke noches en la playa! Disfrútelo.

Por cierto, hay un corto que le espera...

Un saludo desde La Bellota!

Gris_oscuro dijo...

UOooooooooooooo! que buena la foto, me he quedado embobada tres horas mirandola...que pasada, EN SERIO!

629 dijo...

El metro está en uno. Así como la forma de verlo.

Cuidado con las cosas que andan dentro de los frigoríficos.
Un abrazo.

Johnymepeino dijo...

¡Idiota! ¿Te has venido a ....?.¡Nooooooo!.
¡Eres mi vecino!. ¡Aught!.
Ja,ja,ja,ja.
Repito: idiota, has hecho que se me salten las lágrimas.
De alegría of course.
No vayas en metro :S Es un asco. Al menos ese.
Compro en el Mercadona ja,ja,ja,ja

Manuela dijo...

Estoy contigo. Y con tu amiga.