viernes, enero 26, 2007

Últimos días.

Foto de un par de esculturas de Robert Indiana expuestas por las calles de Valencia

Burjassot tiene su punto, no os creáis. Por ejemplo el otro día, llegábamos a casa de mi amiga y había un montón de policías con sus recortadas en medio de la carretera ante nuestras miradas atónitas. Lo que más me llamó la atención fue que uno de ellos iba parando a determinados coches y su compañero, mientras, los apuntaba con la recortada por si… ¿escapaban?, no tengo ni idea, el caso es que se lo comenté a mi amiga y nos dijo que seguramente habría habido cualquier chivatazo relacionado con drogas o algo así… Madre mía, y pensar que lo más emocionante de mi barrio murciano era cuando Pepe “El loco” se paseaba por las calles cantando “Marinero de Luces” a todo lo que le daba la voz mientras que sólo paraba para respirar y decir que Isabel Pantoja era mejor que María del Monte… Lo que nunca me quedó claro era si se refería a cantando o comiendo almejas…

Pues la semana ya ha pasado y, más o menos, he cumplido el planning que tenía previsto (y todo gracias a ÉL, que se ha portado genial aunque tuviera exámenes y no dispusiera de todo el tiempo del mundo). Ahora sólo queda esperar mientras imagino que la suerte me roza con un dedo y no precisamente para señalarme mientras se ríe de mí.

No me ha quedado casi tiempo para el ocio ni para quedar con gente, supongo que eso ocurrirá en sucesivas entregas… Por cierto, sigue sin gustarme el metro, y no es porque no lo controle (es más fácil de lo que pensaba), sino porque no me siento cómodo, todo lo contrario, es agobiante, claustrofóbico, apestoso, etc. No le veo el encanto por ningún lado…, sólo logro ver vidas paradas en movimiento.

Y, entre tanto, ayer nos tuvimos que largar de casa de mi amiga porque su ex-amor (esa que tenía otro amor y que se ve que no ha funcionado) volvió para hablar con ella con el rabo (en este caso, la vagina) entre las piernas… Sé que volverán juntas, estoy seguro, porque mi amiga es “tonta” y esté enamorada de ese pedazo de cabrona. A veces no entiendo a las personas, tampoco entiendo el metro, ni el misterio del queso azul, ni los criterios de las empresas para seleccionar a alguien (siendo que me dedico a eso), ni siquiera entiendo la lluvia cuando intenta decirme cosas al estamparse contra el cristal de la ventana… Que hablen más despacio, por favor.

23 comentarios:

humilde dijo...

....eso creo que no funciona demasiado bien.... hablan en clave.... ;)

Gris_oscuro dijo...

Habra que intentar relantizar un poco el tiempo, por cierto, espero que los examnes, etc vayan bien...
Ya se que es tipico, sobretodo de chicas, pero todas hemos sido la tonta que vuelve con un hijo de la grandisima puta...porque hacemos eso? nos gusta que nos abandonen por segunda vez? no, no, esta vez no vuelvo a picar ;)
animos ninu,
Gris
pd. k risa el borracho de tu pueblo, son entrañables, a mi me resultan curiosos..

JJ dijo...

Me alegro de que e vaya todo bien, ya verás como la próxima vez vas con menos "jone". Suerte para tu amiga.

Anónimo dijo...

Coñe, que bien te explicas. Saludos de Akira

El detective amaestrado dijo...

La suerte está de tu lado, creo...Seguro que sí, tu empeño te abre puertas

zmt81 dijo...

tran...qui...lo...., to...do... i...rá... bien...

¿así de despacio? ¿tan lentas tienes las neuronas?
El metro es ideal para vomitar en las papeleras de los andenes, así que a ti te queda que ni pintado, querida. Ya verás como le coges cariño.

Ay, que te lo he dicho demasiado rápido, no?

Hairblue dijo...

Las de Indiana en Madrid eran mejores, de colores. Y mucho antes, porque Madrid es preciosa y genial y fantástica... hala.

gianis dijo...

probablemente los policías seguían buscando a los asesinos de las niñas de Alcàsser

Ángel Caído dijo...

No hace falta que escuches a todas las gotas que caen en tu parabrisas, muchas no merecen la pena. Aprende a elegir las adecuadas.

Cobre dijo...

Al final te terminará encantando el metro aunq huela a pies!, ya verás. En lugar dever vidas paradas en movimiento, verás mil historias en los ojos, los gestos, los zapatos, las manos..
Y disfruta, coño! ;))

Un besazo, guapo!

A la Pantoja solo le come Cachuli dijo...

Sigo con interés la historia de la "tonta" de tu amiga. Por experiencia, se lo que es estar colgao y "tonto" con alguien que te ha hecho lo que le han hecho a ella. Que no me gusta!
Yo tb creo q el metro tiene su encanto...mira a nosotros nos van a poner tranvia ya mismo.
Vamos pa atrás.
muaks

Fran dijo...

Veo que has cambiado tu vida un poco... Espero que todo te vaya bien en esta nueva andadura y que seas feliz!

Casshern25 dijo...

Comparto tu opinión, el metro de Valencia, como cualquier metro de cualquier otra ciudad es una gigantesca caja de ratas.

Capitán Harlock dijo...

.

Me alegro de que más o menos vayas cumpliendo objeticos.

A mí tampoco me va el metro. Estoy acostumbrado a la tranquilidad de mi ciudad-pueblo.


Un beso, valenciano mío.

santamaria dijo...

me alegro de que todo vaya mas o menos bien!...jeje.


Suerteeeee!!! jaja pobrecilla tu amiga...

LuisGui dijo...

¡Hola! Me parece bien que te vayas adaptando poco a poco. Así es la evolución, ¿recuerdas? A mí, particularmente, me gusta el cambio porque me inspira más, me llena de adrenalina y minimiza mis certezas. Estoy seguro de que el viaje que has emprendido te llevará por sendas muy productivas e inolvidables. Todo será para bien.
Gracias por mantenerte en contacto.
Un beso.

Beauséant dijo...

para poder entender la lluvia tendrías que ser una de esas gotas gordas y desesperadas que se agarran con uñas de gato a los aleros, y van engordadno hasta que no pueden con su propio peso y se estrellan obscenamente contra el asfalto... Y eso no te gustaría.

Pau dijo...

Y verás como te llaman de algún sitio y acabarás entendiendo a las empresas, el metro, la lluvia y al queso azul... bueno, al queso a lo mejor no porque es muy complicado. ¡Suerte!

nosue dijo...

Jajajajj
Jjajajja
Mira que eres bruto¡¡¡¡ jajajaj,

Lo de tu compañera de piso, es normal, yo llevo 30 años enamorándome de la persona equivocada... así suele funcionar y.... bueno, yo tampoco entiendo muy bien como funciona este mundo (aunque el metro sí lo tengo controlado)... pero me gusta verte tan contento y me alegro que el compañero se esté portando... (si no, avísame que le mando a los de la recortadaaaaaaa)
Un beso

siouxie dijo...

No eres nada raro, chato; Yo tampoco le encuentro encanto ninguno al metro. Sólo lo encuentro muy práctico porque te ayuda a llegar rapidito a los sitios. Pero muchas veces viajo oliendome las manos disimuladamente, (que son fragantes y perfumadas of course) :), para evitar el efecto cheese :P
Suerte y sigue así de animado, Guapo!

andrés dijo...

¿ves? el camino está bajo tus pies

Tha dijo...

Tendrían que respetar los silencios, muy importantes en la comunicación. Lo del queso yo tampoco lo entiendo, no...

claradriel dijo...

Yo le encuentro muuucho encanto a 'espiar' a las ratas de metro. Es todo un mundo.

Si quieres, te enseño mi método. Podemos ser malérrimas del subsuelo. =)

Anda que no le da vidilla a un día cualquiera un encuentro con la autoridad. Desde luego, cuánto saben los que mandan por el sur (para tí el norte, claro)