viernes, marzo 31, 2006

Corazón y cerebroS.


Hace poco me enteré, gracias a G., que algunos estudios científicos localizan una pequeña zona en el corazón que hace la función de cerebro. Lo descubrieron al investigar por qué la gente cambia de forma de ser cuando les trasplantan un corazón de otra persona (más allá de que la experiencia sea de por si traumática y afecte).

Casi me echo una mano a la cabeza y otra al pecho con cara de Homer Simpson cuando le da un ataque, y es que creo tener bastante con un cerebro más o menos lúcido en la cabeza como para tener otro en el corazón que también se empeñe en darme órdenes ya que, y de esto no hay duda, siempre se llevan la contraria cual tertulianos de “A tu lado”. He perdido la cuenta de las veces que se han peleado entre ellos para ver quién tenía razón y poder llevarse a casa el trofeo de la cobardía o la impulsividad. ¿No sería más fácil sentarse y firmar un convenio dejando bien claras las cláusulas amatorias? Me refiero a éstas porque son el principal motivo de gresca interna, pero hay muchas más.

Me niego a tener el doble de discusiones entre mis dos (a veces tres) cabezas y mi corazón. Joder, que hay veces que se gritan cosas dignas de un concursante de Gran Hermano:

-¡Que te den por la próstata, nen!

-¡Y tú vete al puto riñón, corre!

Quiero que los científicos se estén quietos, que dejen nuestros corazones en paz. Ya tenemos bastante con las malas cirugías que, a veces, solemos hacernos a nosotros mismos al remendar una operación a corazón abierto con suturas tan finas que con nada se rompen, como para meter un tercer púgil en el cuadrilátero de las decisiones, porque está claro que ganaría el cerebro por K.O. y no, no me da la gana. Que no, coño, que no. Punto pelota.

Audio: Björk – The triumph of a heart


27 comentarios:

Esther dijo...

yo, algo sospechaba sobre este tema y es que, corazón y cerebro siempre andan de riñas, ¿no te habías fijado? si uno quiere una cosa, el otro siente otra distinta. En fin, que hay líos hasta en nuestro organismo.

(A mí también me gusta mucho Björk, tengo toda su discrografía, es genial, a veces ralla un poco, en pequeñas dosis, mejor) Un saludo.

hairblue dijo...

Jajajaajaja! Ay! El corazón... y yo que pienso que a veces manda mucho más que el cerebro. Está claro que podemos pensar con diferentes partes del cuerpo, pero tranquilo que tienes el corazón a salvo de los cirujanos de guantes de caucho y cardados a lo R.K.O.

Princesa Lunar dijo...

Como dice Björk creo que el triunfo siempre ha de ser el corazón...pero uno debe amar y sentir conscientemente. Con consciencia, y no dejarse llevar por el deseo fugaz. La mente, el producto del cerebro me sirve como una calculadora, para sumar 2+2. Deja que el corazón te guíe...y empezarás a fluir...Muchos besitos, Arcaditas, wapo.

Retrato de Dorian Gray dijo...

No me creo ni una palabra de esos estudios. En el corazón no hay nada. Tan sólo bombea sangre. Lo demás son metáforas confortables...

la dirección del salmón dijo...

Lo tuyo es un auténtico manifiesto,escrito de corazón.

En cuanto a eso de los científicos, apuesto a que a tu corazón, al mío y al de muchos más les habrá entrado por un oído (o ventrículo) y les saldrá por el otro...

zmt81 dijo...

Yo es que cada vez creo menos que corazón y cerebro vayan por separado. Creo que el cerebro se encarga de proteger a veces TANTO a nuestro corazón que su discurso se vuelve ajeno a nosotros mismos.

Si sólo hiciéramos caso de nuestras emociones, sencillamente seríamos animales.

Si sólo hiciéramos caso de nuestra razón, sencillamente seríamos máquinas.

Cerebro en el corazón... qué bonita metáfora. Espero que el tuyo sea tan lúcido y listo como el que tienes entre las orejas. ;)

Hairblue dijo...

Una mierda voy a ser el único de los comentarios sin foto!!

Cobre dijo...

Lo ideal sería un equilibrio entre cerebro y corazón, ser excesivamente racional puede ser tan malo como ser excesivamente pasional. Amar y sentir con consciencia, como he leído en uno de tus comentarios.

Pero me quedo con tu "q no, coño, q no" q dejen en paz al corazón!.

Un beso

bowie dijo...

jeje, esto es un temazo. pero yo creo que todos pensamos también un poco con el higado, con la bilis, el bazo, el intestino grueso (bueno, algunos)

que somos viscerales, vamos, y que los científicos unos pesados

va el abrazo

gianis dijo...

en la próstata hay también una parte del corazón. por eso las mujeres son tan malas.

Casshern25 dijo...

y si escuchas Björk el cacao en tus dos o tres - depende del momento - debe ser de aupa.... aunque que diablos solo son humans behaviour

Bereni-C dijo...

Pues yo estoy convencida de que el cerebro pensante está en el estómago... y el día que se descubra uff...

El "Dulzor de Ostras" dijo...

Tiempo sin pasar por aquí y me deja "tarea para la casa" que siempre, viendo de Usted, es bueno.

Volveré

lallamada dijo...

madre mia yo ya tenia bastante con un cerebro en la cabeza y otro en la polla. Ahora resulta que hay uno más en el corazón. Así no hay dios que mantenga la cordura.

藤原 弓美 dijo...

Ná... lo único que nos guía es el cerebro, lo del corazón se lo inventó la Sra. Cartland.

Ashavari dijo...

pues eso, punto pelota!

D.D dijo...

Jajaja, molan las metáforas que has usado ^^

Yo,,, soy más animalico que máquina (para seguir con las de Zeta).

Y en cuanto a lo que dice Gian,,, malas sí somos (al menos más que vosotros) pero no creo que sea porque tengáis un corazoncito en los genitales.

Ysbrand dijo...

Yo no se por que pensáis con tantas partes del cuerpo.
Yo me lio con solo una...

edharris dijo...

Es algo así como un matrimonio. La cabeza siempre se las da de llevar los pantalones, de ser el cabeza de familia... pero no nos engañemos, quien corta el bacalao es el corazón, como y cuando quiere.

Sherezade dijo...

"A veces pienso que el cerebro tiene envidia del corazón. Y lo maltrata, lo ridiculiza y le niega lo que anhela y lo trata como si fuera un pie o el hígado. Y en ese enfrentamiento, en esa batalla siempre pierde el dueño de ambos"

(David Trueba: "Cuatro amigos")

Solysombras dijo...

Mae mía... eso lo explica todo!!! Y ahí tienes a los científicos haciendo estudios con sus cabezas cerebrales... si utilizasen algo más el corazón la cosa cambiaría bastante, distintos resultados... así que permitidme que desconfíe de su "coherencia". Siempre creí en lo visceral como algo eternamente contrario a lo cerebral (aún espero la excepción)

kaotot dijo...

¡¡Qué bonito saber que mi corazón piensa!! Pero hace tiempo que lo sé... y lo sé porque parece ser que hay neuronas en el corazón. Y entonces esa separación entre mente y cuerpo, entre cuerpo y corazón entre corazón y cuerpo NO ES REAL. Lo maravilloso que es saber que no hay ningún pensamiento, emoción o sensación que no recorra todos los órganos de mi cuerpo. No hay consulta que no se somatice en el cuerpo. Y el amor que todo lo toca no entiende de palabras, de sensaciones, de metáforas, entiende de todo lo que sean fluidos, todo lo que sea olor, todo lo que sea tacto.
¡¡¡por favor quiero una compresa!!!

kaotot dijo...

Solo una diosa cómo Björk es capaz de hacer una canción así.

Urto dijo...

Gracias a Bjork!! Ya vuelvo :P

Hola arcadas...un mes puff es demasiado despues de varios shocks retomare mi vida de bloguero intensamente (o no)... y volvere a leer a todos mis favoritos (no hace falta nombrarte :P)

UN ABRAZO

Manuela dijo...

Dice Pessoa: "Si el corazón pudiera pensar se pararía".
No nos faltaba otra cosa.
Me ha gustado.

el infaltable dijo...

que buena...y que buena la foto... corazon pensante? lo ultimo que faltaba

Brutally Ozma dijo...

estaría bien que el corazón pensase con la cabeza...

sería todo más fácil...