jueves, noviembre 17, 2005

Un camino, mi camino.





Creo que los blogs sirven para poco…, más bien para nada. Sin embargo, ando estos días dándole vueltas a la cabeza y he llegado a la conclusión de que, al menos, sirven para hacerle pensar a uno.

Puede sonar estúpido pero la gente piensa poco, entre ellos me incluyo. Ya sea por falta de tiempo, falta de práctica, falta de ganas o falta de un cerebro (entre éstos últimos creo que no me incluyo), nos paramos bastante poco a reflexionar y a buscar un “por qué” a la mierda que nos rodea. Ojo, a veces la mierda es buena, y no hay que dejar de olerla porque sea buena.

Intentaré pensar de vez en cuando por aquí, contándome las cosas a mí mismo, siendo consciente que las palabras no se me dan del todo bien, pero sí las letras.

Puede que un día me cuente dos cosas o no me cuente nada en una semana. Eso no me importa. Mientras escriba estaré vivo, es lo único que sé.

5 comentarios:

paseillo dijo...

Efectivamente, sirven para poco, pero ese poco sirve para uno mismo ( que no es poco ).

Y tengo algunos bloggers.

paseillo dijo...

Pues soy algo curioso. No soy de "buena raza, mas bien de ninguna, y como me aburro, trasteo en la maquina de mi amo, hasta que doy con algo interesante , como
"Para, Por favor,....".
Un saludo de mi dueño.
Y mio.
Akira ( El de la vida perra )

eLGaToQueEsTá dijo...

Te animo a pensar y a seguir escribiéndolo por aqui aunque para ello tengas que oler algunas mierdas, buenas o no, durante el proceso de reflexión. Realmente merece la pena, un saludo

Capitán Harlock dijo...

A mí sí me sirve escribir en mi bitácora y, sobretodo, leer a los demás.

Por cierto, en referencia a tu perfil, leí una vez un libro de Alessandro Baricco y me encantó: el de La Seda. Qué sencillo, qué economía de recursos.

Yo también seguiré curioseando por aquí.

Un beso.

BELMAR dijo...

FELICITACIONES

POR

TU

BLOG,

SE NOTA EL ESMERO...

HASTA PRONTO...