viernes, septiembre 28, 2007

Raíces.


Me llama la atención los suelos abombados que, a veces, me encuentro por ahí y que parece como si fueran a estallar de un momento a otro. Entonces coges y te miras los pies e, inmediatamente, ves el suelo deformado mientras te preguntas qué habrá debajo. Y caes en la cuenta de que al lado hay un árbol de considerables dimensiones y que debes estar encima de sus enormes raíces que parecen pugnar por salir.

Eso me hace pensar que a las personas nos pasa lo mismo, que en ocasiones se nos acumulan cosas por dentro, nos crecen las raíces y nos deforman por fuera, nos alteran, no somos nosotros mismos con todo eso ahí metido sin posibilidad de salir, creciendo día a día, a punto de explotar, luchando por ver la luz, asfixiados en busca de oxígeno, teniendo cada vez menos espacio por dentro.

Y otro día pasas por al lado de una inmensa playa y observas a un matrimonio mayor sentados en la arena mientras miran el mar en silencio, sin tocarse. E imaginas sus raíces por debajo de la arena, las del uno enroscado en las del otro. Y caes en la cuenta de que cuando estás con una pareja mucho tiempo la cosa es así, miras hacia a un mismo mar mientras las raíces, por dentro, van entrelazándose poco a poco, como si fueran dos manos. Hasta que encajen. Oxigenándose entre sí. Mirando hacia el mar.... Así.


Audio: Yann Tiersen & Shannon Wright - Pale White

32 comentarios:

La Haine dijo...

Felicidades. Creo que es la primera vez que leo algo y se me eriza la piel de esta manera. Con tu permiso, me lo guardo.
Un besito

tomatita dijo...

A veces pienso que yo he nacido con las raíces en superfice, al viento, que diría el Auserón.
Y por eso mismo me maravilla la estampa, mirando al mar...
¿Tendrá cura?

Un afectuoso abrazo.

Bito dijo...

Qué linda la imagen del último párrafo... me quedo con ella, si no te importa.

38 grados dijo...

Es bonito pensar que estás unido a alguien desde el suelo....
pero que no nos salgan tubérculos por la boca!
Un saludo gradual.

Ayalga dijo...

Que bonita ha sido la ultima parte!!!

Respecto a lo anterior, me ha recordado una frase de las q voy recogiendo x ahi...

"Quiero olvidar todo lo que he vivido para que mi próximo paso lo dé yo mismo y no mi carácter forjado por el tiempo"

Besines!

Angus Scrimm dijo...

2ª entrada consecutiva que leo que hace hincapié en la falta de oxígeno (¿demasiada polución?)

Me emocionan esas raíces de los viejos, pero algo de mí tiene un machete en alguna de las dos manos...

Un abrazo

RocanLoveR dijo...

Hermosas palabras, aunque no a todos nos pasa lo mismo, con el tiempo digo, o es solo que algunas raíces se vuelan con el viento?

Saludos!

siouxie dijo...

Para el árbol, el suelo es un espejo en que ve reflejada su alma.
Alma limpia: Raíces limpias;
Alma sucia: Raices ponzoñosas.
Algo parecido le sucedió a Dorian Gray...

Precioso post, Querido :*

Lucinda dijo...

Coincido con lo anterior: los últimos párrafos son de lo más bello (y acertado) que he podido leer en tu blog últimamente (y ya sabes que en tu blog me encuentro con sorpresas tan increíbles como esta cada poco tiempo).

Felicidades, ha sido precioso. Lo leería sin parar...

mc clellan dijo...

Uff. Qué bonita imagen. A mí también me gustaría que me pasara...

Elbereth dijo...

A veces voy caminando y siento el peso de esas "raíces" de las que hablas tirando de mi hacia abajo, como si quisieran enredarme y llenarme la boca de tierra.

Otras veces, están ahí esas raíces que lo que hacen es mantenerme viva, con su savia, cargando mis venas de vida.

Ha sido un placer, un saludo.

shhhhh! dijo...

Genial, como siempre.
Pero es que yo sigo sin creerme mucho lo del forever-love ese que se canta tanto... así que...

la pequeña tortuga dijo...

Pues yo, para tocar un poco los hue, diré que a pesar de que se estén muchos años con una persona, a veces las raíces no se entrelazan....es más a veces ni se rozan....triste pero...

Eso no cambia tu relato que, a propósito, es fantástico como siempre

Besos de la tortuga

Naty dijo...

Es que ciertamente, hombre, por su grosor las raíces pueden causar deformidades (fuera y dentro)... Paradógicamente son ellas quienes nos mantienen en pie y absorbiendo de la tierra la vida... Ver ese mar con los mismos ojos (lindo, aunque a veces parece utopía que sólo unos suertudos encuentran, yo espero estar en la tombola :p) Feliz semana :)

Vértigo dijo...

Me encantaría encontrar alguien con quien unir mis raíces... Preciosa idea.

^JJ^ dijo...

Qué chulo!!

Marduk dijo...

No estaría nada mal, experimentar eso alguna vez...

Carolina dijo...

Que hermoso, adoro tus metáforas ...

´Que bonito echar raices!!!

Lucinda dijo...

Ay, yo el forever love que dice Ssssh! sí que lo creo...

Beauséant dijo...

si tienes suerte es así, lo normal es tener dos troncos huecos que siguen regando por la fuerza de la costumbre...

Tu inquilina dijo...

Buenas, soy otra vez yo..avisando de que cambie el blog..ahora hay uan pagina medio guarrilla en mi antigua direccion..en fin, esas cosas de la vida ;)
Besotes,
Gris

Bambu dijo...

Con esa visión dan ganas de ponerse a echar raices y esperar a que las entrelace alguien con las suyas

JL dijo...

Jolín, la de veces que me habré quedado mirando a la típica parejita de abueletes cogidicos de la mano por la playa... Es una estampa preciosa... Sobre todo cuando ya no los tienes tú y los recuerdas...

Mara dijo...

Precioso sin más, y más aún cuando lov vives en tu piel ye s real
Muaks

Rosenrod dijo...

Y, ¡qué maravilla poder llegar alguna vez a ese entrecruzamiento de raíces!

Un saludo!

Hairblue dijo...

Yo creo que hay pocos árboles que encuentren otro con el que entrecruzar sus ramas, quizá me identifico más con el de ciudad, por estropear el pavimento y provocar accidentes a los viandantes. Mi escapada no tiene nombre... o tiene uno. Te mandaré un mail...

La Chirvi dijo...

¿Y no será que no tienen nada que decirse, chocho?

Sherezade dijo...

Si las cosas fueran siempre así...
Por desgracia, me identifico más con la primera parte del texto.

claradriel dijo...

Esa música me inspira para enredarme, tirarme en la cama y sacar raíces acariciantes hasta la fusión mental.

últimamente experimento esa conexión, y es bonito crecer así. Aprehenderse...

Julia dijo...

A veces he pensado en cortar mir raíces y plantarlas en otro lugar para siempre...que difícil!

Thalatta dijo...

Bajo tierra vive todo un mundo que no tiene por qué ser oscuro y terrible, solo distinto.
Es precioso lo que has escrito. Cada uno con sus raíces, acariciándose bajo tierra y en el aire respirando juntos.
Qué bien escribes ¡muchos besos!

Capitán Harlock dijo...

.

Ains, qué final tan bonito.

Pero lo que yo quería decir es que cuando voy por la calle no me suelo fijar en los abombamientos del suelo, sino en otros de los que cuelgan dos piernas.

Un beso.