lunes, marzo 05, 2007

Con la caja de música a otra parte.

Foto: Lullatone

Yo no sé si la vida es como una caja de música de esas que tienes que estar dándole cuerda todo el rato para que no se pare, pero el caso es que a mí ya me están empezando a salir agujetas en el brazo derecho.

Yo no sé si la vida es como una caja de música de esas con una bailarina dentro que no para de dar vueltas y más vueltas, pero el caso es que a veces noto que me mareo, me paro en seco, miro hacia abajo..., y yo no me encuentro el tutú por ningún lado.

Yo no sé si la vida es como una caja de música a la que le faltan algunas púas y por eso suena desafinada, pero muchas veces lo parece.

Yo no sé si la vida es una puta caja de música..., lo que sé es que, cuando el soniquete que desprende me cansa, tengo que inventarme nuevas melodías con la punta de los dedos, así que de vez en cuando hago sonar las teclas de la imaginación y el absurdo para que todo suene diferente. O al menos lo intento, señora Maripuri.

-Muy bien, hombre, eso está muy bien... Errrrrr, me has dicho que te ponga cuarto y mitad de costillas de cerdo, ¿verdad?

Audio: Lullatone - Music Box Samba

34 comentarios:

Carolina dijo...

No sé que tenías hoy para adivinar exactamente lo que tenía en mente.

La muñeca de mi caja tiene el tutú roto, se le han pérdido algunas púas y lo peor es que ya casi no se le puede dar cuerda :(

LuisGui dijo...

Yo tampoco sé si la vida podría ser una caja de música; pero de lo que sí estoy seguro es de que la melodía de tus palabras es siempre muy inspiradora, quieras o no. Persevera. Estoy consciente de lo frívolo que puede resultar mi comentario, pero también he aprendido que los retrasos de Dios son sabios. Quizás en tu presente espera haya una posibilidad de aprendizaje que aún no has detectado. No sé, digo yo...

Lumons dijo...

No creamos que la vida necesita que le demos cuerda. La vida funciona por sí misma no necesita ayudas. Nosotros tampoco necesitamos tutú ni más avalorios, somos capaces de vivir por nosotros mismos.

pazzos dijo...

¿Has visto las tripas de una caja de música? Pues con un costillar de cerdo se podría construir una caja de música primitiva que sonase a marimba.
Pídele al carnicero que te la sirva bien afinada.

finnegan dijo...

estupendo teatro del absurdo: ¿por qué será que hay gente que parece no plantearse el sentido de la vida o cualquier otro gran dilema? ¿tendrá el butanero, como a mí me pasa, momentos de vacío existencial? ¿querrá la frutera, como yo a veces, abandonarlo todo y cambiar de vida? ¿sentirá mi jefe, como me ocurre a mí, momentos de absoluta inseguridad?

letrada dijo...

jajaja, pobre Maripuri...seguro q pensó q alguien no se había tomado la medicación...:)
saludos

tomatita dijo...

Sí , la vida puede que sea una caja de música o una caja de bombones que decía Forrest Gump..pero es que las melodías, como el chocolate, hay que palparlas o vivirlas, o saborearlas, y en ocasiones nuestra propia intensidad los deshace o los encumbra.
Seguro que mañana, la caja de música lleve el tintineo del Cascanueces y todo parezca dulce y brillante.

Confiemos en que así sea..y si la cuerda se agota, siempre hay amigos o amores que ayudan a que tus brazos no se cansen.

Un forzudo abrazo.

Pol dijo...

No hay como una buena terapia de mercado en el que te escucha se la suda totalmente lo que le estes diciendo, que no te preguntara, ni te cuestionará...solo escuchará, y tu te desahogarás.

Yo tengo una caja de música...a ver que te parece, ya podría ser mi vida como mi caja de música, yo intento que lo sea.

http://cuartoacolchadoplantadeagudos.blogspot.com/2006/08/mi-elefante-de-colores.html

Julia dijo...

Yo quiero cambiar de caja de música. ¿No os cansa oír siempre la misma melodía...dar vueltas siempre sobre el mismo eje...ir siempre vestidos con ese estúpido tutú? Yo quiero desprenderme de todo pero me he dado cuenta que mis pierecitas estan demasiado pegados y que las puntas de mis pies duelen por estar tanto tiempo en la misma postura. ¿Alguien se ofrece para cambiar caja?

Muchos besos...escribes y haces escribir!

lallamada dijo...

lo de la caja de música está ya un poco anticuado, dónde se poonga un buen iPod con millones de melodías diferentes que se quite lo demás...

No me gustan las costillas, señora Maripuri!

mc clellan dijo...

Uff, pues yo hoy hubiera tirado la caja por el balcón. Puag. Desde que la semana pasada me quedara sin tutú, ya no es la misma.

Hairblue dijo...

Las agujetas de tu brazo no son de dar cuerda, querida.

bettyylavida dijo...

Lo importante es que la música siga sonando ,no? significa que seguimos viviendo, a pesar de todo lo que nos podemos encontrar y de todo lo que nos encontramos de hecho...algún día la música sonará sóla, te diga lo que te diga el carnicero que va a su bola, con suerte

Pau dijo...

Mi prima pequeña tenía una caja de música de Mulán, un día se hartó de ella y la estampó contra la pared.

Blanche dijo...

me compré unos tapones hace poco, quizás para no aburrirme de mi musica. digo yo

almayer dijo...

para, yo creo que todo es como una caja de música, tómate un zumo con mucho azúcar (hay que seguir dando a la manivela)

besos y achuchones

Arcángel Mirón dijo...

Insisto en que la vida es una película de Almodóvar.

Ojalá te guste Almodóvar :)

Sofia dijo...

Me encantó lo que escribiste!!!

de todo cuore, jaja, +
heromoso!

humilde dijo...

....no era una caja de bombones?.... ;)

Gris_oscuro dijo...

Dudo que tu vida pueda ser como una caja de musica que toca siempre la msima cancion..me da que siempre te las apañas para que suenen nuevas melodias..igual que lo haces aqui, con tu escritura...
Un abrazo,
Gris

La interrogación dijo...

Me acerqué por aquí porque me llamó la atención el nombre del blog. cojonudo!!!
Y de la caja de música. Hace años que rompí la mía a ver si con la nueva, el baile era mejor.
Enhorabuena
besos

Rufus T. Firefly dijo...

En mi caso, lo peor de una caja de música, era ese momento de cruel fatalidad en la que, intentando que la melodía durase lo máximo posible, daba tantas vueltas a la cuerda... que acababa quedándome la llave en la mano. Por eso la última me la compre de pedales... literalmente.

(Con todo, me encanta el final del post, y no solo porque sea un gloton confeso :D )

hack de man dijo...

No era Manolo García quién cantaba que quien canta su mal espanta? ;-) Pues díselo al charcutero.

Por cierto, qué es cuarto y mitad? Una libra? (Por lo de los 400 gramos, digo)

PD: ya no haré más coñas con lo de Manolo García... o sí...

Beauséant dijo...

las octavillas han sembrado el callejón..
anuncian la revolución que nunca llega.
la radio suena en mono, le falta un altavoz...
la vida en estereo.. por un lado cal, por el otro arena.

J.ILapido

campanilla dijo...

una caja de música.... que recuerdos....

Paula dijo...

La vida es un cabaret, viejo amigo



Bienvenido al cabaret



Un abrazo

El detective amaestrado dijo...

Tienes suerte, la mía tiene rota hasta las bisagras...

thalatta dijo...

Hazte compositor de bandas sonoras, es mejor y pones la música cuando quieras en la película, y si no pones música pues nada... el silencio... que también dice mucho :)
Ná de costillas, que soy vegetariana
Más besosssss

Manuela dijo...

Pero, pero ¿y aquello que decías de la vida nueva?. Porque lo del charcutero, el cuarto y mitad , y las reflexiones de la dichosa caja de música, ya debían haber quedado atrás.
¿Bien todo?

Hairblue dijo...

La vida si que es una caja de música, hay que darle cuerda de vez en cuando. Yo tengo una caja de galletas musical... Oh!

Bito dijo...

XD qué bueno.

Sólo una cosa me queda por decir: blanco y en botella...

Eulalia dijo...

A mí las penas me las aguanta la estanquera.
Un beso

nosue dijo...

a veces desafina.....

Ysbrand dijo...

Ay nene, siempre tan pensativo...

Smuacks!

(de kellog´s)