viernes, febrero 23, 2007

Obsesión musical aderezada con un sutil recuerdo reciente.


Guillemots - Made up love song#43


Y una lágrima sigue los raíles de mi cara mientras oigo pasar el metro a escasísima distancia..., justo el mismo que todos los días va viajando como una lágrima por los surcos de la cara de la tierra.

... The best things come from nowhere...

10 comentarios:

Ru8iN dijo...

Gran tema, tiene un punto de desarraigo, de explosión que me encanta.

Por cierto, recuérdeme que le mate por no linkarme todavía.

Un saludo desde La Bellota!!

El detective amaestrado dijo...

Huele a tristeza, y eso creo que no es posible descargarlo aún por la red...que extraño, ¿no?

Anónimo dijo...

qué cinematográfico el momento, no llores anda... o llora,qué carajo,no es más que emoción

bettyylavida

gianis dijo...

no sé por qué, pero cuando leí en la prensa que habían lanzado a un hombre a las vías del metro pensé en ti.

humilde dijo...

....eso de las obsesiones.... es curioso, no?.... a fin de cuentas la mayoría de las veces solo tratas de olvidarlas.... es un pequeño círculo vicioso....

Beauséant dijo...

me gustan las canciones tristes y rasgadas.. no sé si estoy triste por escucharlas o las escucho porque estoy triste (creo que esto era de alta fidelidad)

bowie dijo...

me gusta mucho el final, tan contenido, con ese piano qu el tío toca en la playa

¿esto es porque estás mimoso?
:-D

va el abrazo

Paulina Rubio me da bocatas de chope dijo...

Y en fin, la vida también es ese trozo que pasa entre parada y parada de metro...a ver si no la vivimos como un valle de lagrimas. O al menos que sea un valle de lagrimas de emoción.

thalatta dijo...

no las guíes por raíles y déjalas que sigan caminos distintos en libertad.
¡Cómo me gustaría estar saltando por esa playa como hace el tio ese!
Muchos besitos

er neo dijo...

q soez!
(a ke parezko keleo y todo? xDDD)

;^***