domingo, diciembre 10, 2006

Buscando a "Feli" desesperadamente.

Es curioso cómo vamos por la vida en búsqueda de eso que se hace llamar felicidad…, y ya, ya sé que no he descubierto Roma, pero lo que no deja de chocarme es como, a veces, al tenerla delante y mirarla cara a cara sentimos una especie de desazón increíble… Yo creo que es porque mirar a la felicidad a los ojos e intentar conseguirla significa decidir, avanzar e investigar por los caminos de tu vida, levar las anclas y poner en marcha los motores, enfrentarte a tus miedos, tirar la red al agua y tirarte tú detrás, buscar flotadores a los que asirte constantemente e intentar llegar a tierra sano y salvo…, por eso hay gente que parece que se propone ser infeliz (o mediofeliz) ya que, quizá, le cueste demasiado esa “odisea en barco”, le de demasiado miedo y prefiera quedarse en el muelle agitando el pañuelo.

Otras veces simplemente es cuestión de azar y de cazar la felicidad con la palma de la mano e intentar no espachurrarla…, pero esas son las que menos.

Parece una gilipollez supina, pero he tardado tiempo en aprenderlo y, sobre todo, en decidirme a hacer algo al respecto… Por eso este año que entra me voy de mi ciudad para comenzar en otra. Sólo espero no encontrar mucho oleaje.

Y en medio de mi búsqueda creo que el otro día le felicidad me hizo una foto desde atrás sin que yo me diera cuenta. Será zorra...



Y vosotros… ¿os atrevéis a ser felices?

35 comentarios:

kasandra dijo...

Yo sí, me atrevo a mogollón con ella :)

Gris_oscuro dijo...

Asi que planeas abandonar la ciudad y marcharte? Seguro que a un bue destino donde la felicidad pueda sonreirte cada mañana. atreverse a perseguirla es relativamente facil, pero alcanzarla es solo para muy pocos.
Besotes,
Gris

Hairblue dijo...

No sé ya si quiero felicidad o he encontrado mi modo de ser feliz entre tanta infelicidad.

LuisGui dijo...

¡Uy! Qué hermoso. Por supuesto que me atrevo: siempre lo he hecho y nunca dejaré de hacerlo. En alguna parte leí que al mismo tiempo que tú sales en busca del amor, éste también sale a tu encuentro. Supongo que soy muy crédulo en el fondo, pero no me canso de creer en el amor verdadero como una enorme y transfiguradora fuerza del Universo. Gracias por recordármelo.
Además, te deseo la mejor de las suertes en tu travesía marina. Espero que halles lo que buscas. Un beso.

Anónimo dijo...

..Todo resultará bien, sólo hay que atreverse.. :D
..Cariños..
..Elizabeth..

x45fhry87 dijo...

Siiiiii!

querida_enemiga dijo...

Atreverme sí, pero el desasosiego de pensar si me la merezco o no... eso ya es otro tema.

Rufus T. Firefly dijo...

Yo creo que la felicidad no es un trofeo, porque la alcanzarían los atletas de la virtud, y sin embargo hay demasiado malvado que lo pasa de vicio. Tampoco creo que sea un estado del ánimo, porque entonces sería triste comprobar que no esta en nuestra mano decidir el momento. Tampoco es el final del camino, puede ser que sea el camino en sí. En definitiva creo que la felicidad es simplemente cada uno de los breves momentos que vivimos en nuestra vida, como estaciones de paso en un recorrido sin fin.
PD: Es que yo me mareo mucho en los viajes.

Carolina dijo...

A mi me da un poquito de miedo, como cuando te mueres de gans de tirarte a la piscina pero temes que el agua esté muy fria. que si , que no ... que voy metiendo los pies despacito primero... algo así ...

Para tí buen viaje y que el agua de tu piscina esté tibiecita

zmt81 dijo...

buscando a Felih?
Yo busco a Felih. Cuando encuentre a Felih, Feli vendrá solita.

;)

nosue dijo...

JODER QUE BIENNNNNN
cambios cambios cambios...
Me alegro mucho, en el cambio está la evolución que dice la mary, yo ya sabes que también ando en algo parecido... cambios que asustan, pero que son el motor, enhorabuena por ir a por ella, es seguro que te irá bien porque los cambios, siempre son buenos, y sino... pues se cambian otra vez...
Mira que me da que tiene algo que ver con el compañero cinéfilo... si es así, joder, completo¡¡¡, cambios acompañado, no se me ocurre mejor plan para iniciar el año...
te seguimos.
un besito

lallamada dijo...

uy

tomatita dijo...

En algún lugar, no recuerdo cuando ni donde, leí un cuento que me pareció encantador y esperanzador, casi como suele pasarme con tus palabras.

El caso es que el cuento lo contaba un personaje al que todo el mundo iba a pedir consejo: todos ellos padecían de infelicidad, de depresión , de monotonía.
Y este buen hombre siempre respondía lo mismo: Lo que necesitas es un amante.

Porque un amante es lo que nos apasiona, en fin, es "alguien" o "algo" que nos pone de "novio con la vida" y nos
aparta del triste destino de durar. Y durar no es más que tener miedo a vivir.

Creo que el cuento es una buena imagen de la felicidad, hay que ponerse de novio/a con la vida..y está claro que tú estás en ese gran camino que es apasionarse, y cambiar...y de verdad que me alegro por ello.

Un abrazo muy caluroso.

tomatita dijo...

Por cierto, casi me olvido, la foto, mola mucho.

almayer dijo...

para saliste muy guapo, la zorra esa sabe de fotografía.
fíjate yo, desde hace mucho que no busco la felicidad (algo me dice que es algo inalcanzable) me vale con estar contento, jeje

muchoa achuchones y besos

dónde es la mundanza??

El detective amaestrado dijo...

¿Te imaginas que algún día la encontráramos de verdad? Debe ser un tostón levantarte todos los días y ser feliz...Me recuerda al vecino de los simpson, el gafitas religioso...Uf, que miedito (Flanders, me acabo de acordar)

Neburasu dijo...

Creo que a veces es mejor no tener en cuenta la felicidad ni como palabra ni como concepto, ni ansiarla sino pasar un poco y lo que venga, que venga. Lo mismo con la infelicidad. Y también de alguna manera tratar de simplificar las cosas cuanto mas se pueda.
La foto es genial. Parece el fotograma final de un capítulo de una serie de anime :D.
Ya verás que todo sale bien Antonius!
Un fuerte abrazo!

claradriel dijo...

Gran foto de felicidad, vaya.

Atreverme, sí, pero serán necesarias cantidades ingentes de no-sé-bien-qué para convencer a otros de que me acompañen.

Porque, cuando encuentras la felicidad, es inevitable desear que los que más quieres te acompañen en ella...

Dan dijo...

Rotundamente no. Es imposible controlarla.

!D

Zoe dijo...

Que osadia, ser feliz, que tropezón.
Peor aún, feliz y libre, que cosas se te ocurren...
Si lo que digo, que el mundo está lleno de sabios.
Te hizo una foto a traición porque la fascinó la escena

Finnegan dijo...

Bueno, criatura. Espero que lo hayas pensado bien. Y espero que el cambio sea para mejor. Que tengas muchísima suerte en tu nueva vida, en tu nueva ciudad. Y ya sabes que, al fin y al cabo, siempre tienes un lugar al que volver... Besos.

thalatta dijo...

Ya se que suena muy... asín... pero de adolescente adopté esta frase de Hawthorne y es de las pocas que recuerdo sin mirar al google:
"La felicidad es como una mariposa, cuanto más la persigas más te eludirá pero si vuelves tu atención a otras cosas vendrá y suavemente se posará en tu hombro"
¡Toma ya!
Pues eso que seas todo lo feliz que quieras en esa otra ciudad y todas a las que vayas.
Muchos, muchos besitos

Sansara dijo...

¿Poco oleaje? Para los paseos en barca ya está el retiro, hombre. Olas enormes, mar arbolada incluso. Cuando uno se hace a la mar es lo que espera. Si Ahab se encontrase a Moby Dick panza arriba mirándole con carita de pena y señalando el punto donde clavar el arpón, menuda mierda de novela (con perdón).

Grandes aventuras y gestas y emoción a raudales, eso es lo que hace falta. Puede que, como en el caso de una onda, haya picos más bajos y las tortas sean grandes pero, ay de los ascensos que nos pueden llevar a creer que todo lo anterior eran supercherías mediocres y no lo que uno busca con tantas ganas...

;))))

juank sinclair fantoba dijo...

Indudablemente, además.

Y seamos sinceros, nunca está tan lejos de lo que tantos pretenden. Basta con pretenderse un poco mas sencillo de lo que queremos ser para encontrar con que hay cientos de cosas que nos deberían hacer felices.

En fin.

Oye, enhorabuenísima por el cambio. Y si hay oleaje, a por la tabla.

torito dijo...

Bueno, en realidad a todos nos gusta sufrir un poquito.

Patricio Schmidt dijo...

gran blog, y un gran tema.
Efectivamente los árboles la mayoría de las veces no nos dejan ver el bosque.
Una imágen te dejo.
Es una carta de un tarot indio.
Un hombre joven, un guerrero mira al infinito con tensión, buscando algo que claramente no encuentra. Está apoyado en un árbol, y entre sus manos tiene una paloma blanca, a la que no vé. La tensión es tal, que la paloma está muriendo asfixiada por la presión de sus manos.
La carta se llama la busqueda del amor.
El guerrero mira lejos, esperando el trueno del amor, está tenso por encontrar la respuesta, pero no vé que en sus manos está lo que busca, y lo que busca es invisible a sus ojos, quizás está demasido cerca, quizás es muy conocido, quizas el guerrero no ha aprendido a mirar las cosas simples todavía...

Blackberry dijo...

Te entiendo muy bien.
Yo también creo que en general, nos da miedo ir a por lo que deseamos ("lo que más deseas es lo que más temes", dicen)

Cuesta trabajo, hay que arriesgarse, y no, NO siempre sale bien, ni todo el camino es fácil.

Pero bueno, al menos creo que seguir el camino que uno decide hace que al menos nos sintamos a gusto con nosotros mismos. Y ya es mucho.
Besicos.

Sherezade dijo...

Sin momentos jodidos no sabríamos apreciar los momentos felices. Es una putada, pero que le vamos a hacer, es la verdad...
Y suerte y ánimo en ese cambio, pero no te vayas muy lejos de este hueco anda ;)

Julia dijo...

A mi me da algo de miedo...soy un poco miedosa. Eso sí la infelicidad me aterroriza mucho más. Estoy un poco confusa. A veces he llegado a pensar que no soy del todo feliz porque yo misma no quiero...este post me ha hecho replantearmelo y pienso tirarme a ese mar y nadar con fuerza contra la corriente!
Sé feliz con tu nuevo cambio y espero algún día te gires y veas que la felicidad te fotografía de cara y sonriente!
Besos!

bowie dijo...

claro, claro, leí esta frase:

"sólo hay dos tipos de personas, las que consiguen lo que quieren y las que no se traven a conseguirlo"

yo he cambiado...tres veces de ciudad. y siempre me ha salido bien

contarás más detalles?

va el abrazo

Andy dijo...

"Sólo espero no encontrar mucho oleaje".

Bonita esperanza.

Esperanza, una palabra que ultimamente me encanta!!

Delicioso post, magnífico blog, pasate por casa cuando quieras... tengo mate calientito!

A.-

eSadElBlOg dijo...

Y es que aunque no lo parezca, la Feli tiene un zoom de mucho alcance
que te pillo despidiendote de tu ciudad. Ahora cuando te gires te saca de cara saludando a la nueva, donde te espera. Que esta haciendo al lista del 2007.

Argenta Copper dijo...

Valiente y feliz, parece un gran momento de tu vida. La felicidad quizá es una manera de ver la vida, de tomarse las cosas con calma y relativizar. Tambien es seguir el impulso aunque haya quien diga que te tiras al vacío, cuando sabes lo que quieres y cuando algo te dice que no es al vacío a donde te tiras. La felicidad de verdad necesita de valentía y de no evitar los oleajes y capear el temporal.

Valiente y feliz, con un projecto emocionante por delante, y el estomago lleno de nervios, ¡Qué gran momento!

Argenta Copper dijo...

PD "Felicidad es una puta fina, pero yo sueño con llevarla al altar" Ariel Rot

lineasdesordenadas dijo...

Pues yo aún no he entendido ciertas cosas sobre la felicidad y me gustaría hacerlo. Creo que una de las mejores opciones para empezar el año es cambiar de rutina y de ciudad, es algo que también está en mis planes, pero yo puede que tarde un añito más en decidirme.,besos!